El AOVE Cortijo Santa María se presenta en una frasca de medio litro transparente. Su color verde intenso, originado en la cosecha temprana del mes de noviembre, va tornándose progresivamente hacia el dorado a medida que el aceite va madurando.
El aceite de oliva es un producto vivo que evoluciona. Su consumo preferente es de 24 meses, siempre que se guarde a menos de 23 grados y se proteja de la luz. Nuestra frasca incluye un tapón dosificador. Ciérralo después de su uso para evitar la oxigenación que puede modificar su sabor. Lo ideal es que una vez abierta la frasca, se consuma en un plazo de 2 meses.

COMPOSICIÓN

El AOVE contiene un 98% de lípidos (fundamentalmente ácido oleico) incluyendo, el 2% restante, unos 270 elementos que le otorgan las características organolépticas y saludables diferenciadoras. Los aceites de gran aroma como el AOVE Cortijo Santa María aportan su fragancia con muy pequeñas cantidades. De este modo, puedes disfrutar de sus cualidades sin grandes aportaciones calóricas.

¿CÓMO PUEDES USAR EL ACEITE DE OLIVA?

Además de para cocinar, integrar en salsas y aliñar ensaladas y otros alimentos, el AOVE Cortijo Santa María permite su uso para freír hasta 6 o 7 veces ya que soporta temperaturas más altas que otras grasas alimenticias. Así, al freír alimentos, estos quedan sellados (el aceite no penetra dentro) y guardan todos el sabor y los elementos nutritivos.
Un par de secretos: puedes utilizarlo incluso para cócteles. Si agitas una clara de huevo con AOVE se generará una deliciosa emulsión que dará un aroma especial a tu daiquiri o margarita. También puedes untarlo en pan con chocolate y tener una experiencia mística… 


Mostrando todos los resultados 2